viernes, abril 14, 2006

Lo principal es la educación

Hoy toca profundizar en por qué hay tanto friki salido... si esto de la saliera es genuinamente friki, o no. Si hay frikis no salidos (bueno... esa línea de investigación la he descartado prácticamente desde el principio por inconsistente) o si la culpa es de la tele y los anuncios de las revistas.

A lo que voy. Que pa investigar un poco al asunto me he metido en el Google...

Image Hosted by ImageShack.us
El Google. Aquí puedes encontrar de tó, desde un portátil de segunda mano hasta enfermedades de transmisión sexual aún no identificadas por los científicos más brillantes, pasando por cantidades ingentes de todo tipo de drogas.

Decía que busqué con mi ordenata por la red, y encontré varias perversiones que ya poseen algunos bambinos...
Esto es, niños.
Esto es, mentes sanas sin malear.
Esto es, personas ajenas a las imposiciones sociales, que actuan por puro instinto... instinto predador, instinto experimental, instinto animal, instinto friki...
Pura naturaleza en acción, vamos.

¿Y qué encontré?
Pues que somos unos salidorros porque sí, independientemente del ambiente y del grado de frikismo que luego desarrollaremos (o no).

Esto es... da igual que hayas nacido en el campo, en medio de gallinas, gatos, vacas, cerdos y burros gozones...

Image Hosted by ImageShack.us

...o que seas un urbanita viviendo en una ciudad donde no tienes a mano ni un gato que echarte a la entrepierna. Sea como sea, inventarás algo para experimentar sexualmente porque la naturaleza del hombre es simple y unidireccional.
O bidireccional, según se vea... ya me entendéis, chatos...

Image Hosted by ImageShack.us
El hijo adoptivo del Chino Kudeiro, probando nuevas sensaciones.

El caso es que desde pezqueñines sentimos una sana curiosidad por este tipo de cosas, y enseguida echamos mano a todo lo que nos rodea y tiene curvas. Especialmente los juguetes con los que juegan nuestros mayores, ya sea el consolador de mamá, el anal intruder de la tía Luisa, la colección de revistas guarras de Tito Paco o la muñeca de papá... todo lo tocamos, porque todo despierta la curiosidad de un niño que, además, siempre acaba sabiendo para qué sirve cada cosa...

Image Hosted by ImageShack.us
En las fiestas del vecindario, el pequeño Tomasín y sus juguetes siempre causan furor...

Luego está la sociedad que nos lleva por un camino alejado de la rectitud.
Inevitablemente, esta cultura consumista que usa estereotipos femeninos (y masculinos) como reclamos publicitarios nos aboca a que al final todos andemos buscando tetas como locos por todos lados... y a fe mía que a veces no es difícil encontrarlas, ya sea cuando tu casto padre te lleva a un partido...

Image Hosted by ImageShack.us

... o cuando, de visita turística, nos encontramos contemplando unas vistas que poco tienen que ver con lo que anunciaba el ticket de compra...

Image Hosted by ImageShack.us
¡¡Mira papá, como las de la chica de la limpieza!!

... el caso es que, impelidos por un lado por el imperativo genético y por otro por la sociedad que nos subyuga, acabamos criando a pequeños que se despistan con la mayor de las facilidades y la menor de las excusas.

Image Hosted by ImageShack.us

Y es que, encima, cuando mostramos estas facetas salidorras a temprana edad, los mayores, en un acto de inconsciencia, rien las gracias a los niños prematuramente maduros, y les aplauden sus actitudes erótico-adultas, haciendo que estos, claramente, busquen la aprobación de los mayores haciéndo la gracia más gorda, más bruta, más llamativa...
Y claro, de ahí al comprotamiento desviado va un paso. Un paso corto, imperceptible, y peligroso.
Y si no, respóndanme... ¿qué cojones ha llevado al crio éste a hacer lo que está haciendo...? A ver, ¿alguien lo sabe? ¡¡¿QUE COÑO PASA EN ESTA SOCIEDAD?!! ¿CÓMO PERMITIMOS QUE LOS NIÑOS HAGAN COSAS ASÍ?

Image Hosted by ImageShack.us
Antoñito y sus peligrosas diversiones... habrá que ver cómo limpia su madre las zurraspas incrustadas en esos gayumbos...

Claro, y luego nos quejamos de cómo está la juventud actual, de la falta de respeto, de que no muestran atención en clase...
¿Cómo quieren que muestren atención cuando las modas actuales hacen que por doquier se vean atacados por todo tipo de imágenes sugerentes?
Mujeres ligeras de ropa, con escotes y poca vergüenza son sin duda las incitadoras de que nuestros niños acaben desarrollando todo tipo de males: desde exceso de masturbación (que ya sabéis que daña la médula espinal, la vista, hiperdesarrolla hasta el ridículo un brazo y quita años de vida) hasta extrañas tortículis y otros defecto en vista y cuello.

Image Hosted by ImageShack.us
El chaval está hecho todo un aguililla...

Menos mal que, llegados a cierta edad, los bambinos descubren las librerías, donde todo un mundo de fantasía se abre ante ellos... allí conocerán a Atreyu, a Reed Richards, a Sparhawk, a Aragorn, a Bruce Wayne y su pequeño Petirrojo... allí se les abre una puerta a la imaginación, al saber, a la filosofía, a los cómics, las revistas de divulgación, al Dolmen (jesús... ¡¡pero qué bueno es el Dolmen!!), a historias de nobleza, de sacrificio, de amistad, de honor... historias que harán volver al recto camino a nuestra chavalería.
Sí... las librerías...

Image Hosted by ImageShack.us

Y si no son las librerías, llegará la edad de la razón, la edad en la que empezarán los niños a interesarse por otras cosas, la edad en la que el arte, la historia, la moda, las perspectivas de futuro, y muchas otras cosas harán que nos fijemos nuevas metas, y que acabemos siendo gente de bien.

O no.
O puede que con la edad sigamos siendo unos salidorros más interesados en babear que en culturizarnos...

Image Hosted by ImageShack.us
¿Su primer desfile?

Sea como sea, yo no pierdo la fe en la humanidad.
Creo.
Porque no parece tener remedio...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

JAJAJAJa!
Te sales Sanjurjo....!

P.D soy Javi, no hace falta que utilicies tus hearramientas espia de la cia
jeje

vincenzolaguardia dijo...

Como decía mi abuelo "quen fora rapaz pero sabendo o que sei agora!

Se ha producido un error en este gadget.