jueves, junio 29, 2006

Los Muertos Vivientes




Edición Original:
The Walking Dead Vol. 1: Days Gone Bye
Fecha de edición: Junio de 2005
Guión: Robert Kirkman
Dibujo: Tony Moore
Tinta: Tony Moore
Color: Blanco y negro
Formato: 144 págs.
Precio: 7,5 €

Robert Kirkman, el guionista, dice en el prólogo que su objetivo fundamental, con este cómic, no es asustar al lector, sino tratar las relaciones humanas y desarrollar los personajes tomando como punto de partida a los muertos vivientes, protagonistas, con todo merecimiento, de su propio subgénero dentro del terror. Y dice, además, que las películas de zombis que a él le gustan son aquellas que, en lugar de limitarse a ser un cúmulo efectista y gratuito de gore y chistes malos, nos hablan de nosotros mismos, de la sociedad en general, y nos pone en tela de juicio para cuestionarnos. Se trata de tomar al zombi como vehículo para realizar una reflexión sobre la naturaleza humana, sobre cómo actuamos, reaccionamos y... evolucionamos. Porque si algo promete este cómic, Los muertos vivientes: Muertos pasados, es el cambio, la evolución, a mejor o peor, de unos personajes amenazados por circunstancias excepcionales y abocados a la cruda lucha por la supervivencia.

Está claro, por lo tanto, que Kirkman ha tomado buena nota de las películas de George A. Romero para elaborar su enfoque sobre el tema. Buen camino, sin duda, ha elegido el guionista como queda patente tras la lectura de este interesante cómic dotado de un guión sólido, coherente y entretenido apoyado por un dibujo, de Tony Moore, carente de color (muy adecuado para el caso), un fenómeno con los lápices.

Con un comienzo que recuerda poderosamente a la muy estimable película 28 días después, acompañamos al protagonista, Rick, en la búsqueda de su familia. Y es que Rick es un policía que ha despertado del coma en un hospital para toparse, increíblemente, con un mundo devastado, caótico, a causa del destrozo causado por unos zombis que parecen haberse adueñado de todo.

Una lectura, en suma, bastante recomendable que evita caer en el exceso, lo fácil o el ridículo. De hecho, Kirkman se centra en un grupo de humanos cuya convivencia, a raíz de la situación de peligro, parece deteriorarse poco a poco, dejando en un segundo plano a los zombis. Éstos siempre están ahí, son una amenaza constante, pero, acertadamente, no se abusa de ellos (lo que no significa que el cómic carezca de tensión, ojo).

Por poner algún "pero", quizás se podría citar el hecho de que uno no puede evitar sentir cierta cierta sensación de déjà vu mientras lee. Eso sí: no es nada grave. El cómic es muy disfrutable.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esa fuenteeee....

Gran cómic este sin duda.

D-T dijo...

impresionante serie!
de lo mejorcito que se publica en castellano!!!

Roger dijo...

Aqui un vídeo que tal vez ayude a aclarar esas sensaciones de haber visto algo antes...

http://www.mobuzz.com/shows/3030.html


Saludos!

Se ha producido un error en este gadget.