sábado, febrero 17, 2007

Un albañil borracho caza un tiburón de metro y medio con sus propias manos

Un albañil australiano cazó con sus propias manos un tiburón de 1,3 metros gracias a las copas que se había tomado antes de salir de pesca con sus amigos, según explicó ayer el autor de la hazaña. Philip Kerkhof, de 41 años y que se ha convertido en un héroe en su ciudad de Louth Bay, localidad del sur del país, relató lo que sucedió cuando vio el escualo. Sin pensarlo, se metió en el agua y persiguió al tiburón hasta que lo agarró, y tras pelearse con él consiguió subirlo al barco, ante la mirada atónita de sus compañeros de pesca. Kerkhof, quien sólo sufrió un desgarro en los pantalones, dijo posteriormente que no se había dado cuenta de la «idiotez» que había cometido hasta que se despertó al día siguiente. El albañil ha prometido que celebrará la proeza con una comilona. | efe

Fuente:

http://www.lavozdegalicia.es/se_sociedad/noticia.jsp?CAT=105&TEXTO=5554402

3 comentarios:

Maid Marian dijo...

Vamos, como los galos cuando se tomaban su poción mágica.

vincenzolaguardia dijo...

Vaya, yo estuve a punto de poner esta maravillosa historia....como dicen en The cooler: un conductor borracho puede hacer mucho bien....era una frase asi...ya te pasaré ese peliculón....

Lorena dijo...

Y que luego hablen mal del alcohol. Superman, seguro que no era extraterreste, si no que era un borracho!

Se ha producido un error en este gadget.