sábado, mayo 12, 2007

Un tetrapléjico en un camilla motorizada circula por una autovía camino a un club de alterne...





Un hecho insólito. Eso es lo que presenciaron los automovilistas que el pasado viernes, a última hora de la tarde, circulaban por la autovía Ferrol-As Pontes.

Su compañero de vía no era ningún otro coche, ni una moto, ni un camión. Era una camilla motorizada rumbo a San Sadurniño... y a una velocidad nada despreciable, teniendo en cuenta las posibilidades del aparato.

Tal y como publica hoy El Ideal Gallego, la Policía Local de Narón acudió en su búsqueda tras ser alertada y logró interceptarla en la localidad de Doso a las 21:00 horas, cuando ya había recorrido unos 10 kilómetros.

Los agentes no daban crédito. Habían estado persiguiendo una camilla conducida por Antonio Navarro, un residente de 42 años del Centro de Atención a Minusválidos Físicos (CAMF) de San Pedro de Leixa, que tiene reconocida una minusvalía del 95%. ¿Qué quiere decir esto? Que manejó su vehículo con la boca en plena autovía.

Pero Antonio, natural de Valencia y de etnia gitana, no pretendía realizar tal hazaña, ni mucho menos. Según declaró al diario gallego, sólo quería tomar unas copas en el 'Jade', un club de alterne, pero se despistó en una rotonda y se metió en la autovía.

Una vez cometido el error, decidió seguir hacia delante para no poner en peligro al resto de automovilistas. Y como le debió coger el gusto, al parecer, cuando el coche policial se puso a su altura, aceleró la camilla. Pero sólo fue un amago. Poco después, paró, comentó a los agentes lo ocurrido y aseguró no haber bebido. Queja a las calles ferrolanas

El residente, aprovechó la presencia del citado periódico para lanzar una queja sobre las calles de Ferrol.
"Ya podían arreglarlas, porque esto está muy atrasado".

Noticia sacada del diario 20 minutos.


Aqui el individuo en cuestion


Se ha producido un error en este gadget.